10 consejos para fotografiar nieve

05 de diciembre, 2017 - Consejos y Recomendaciones - Comentar -

 

nieve

Con estos días de nieve y frío, se nos ha ocurrido recoger una serie de consejos útiles para fotografiar nieve.

1. BATERÍAS: Es normal que el frío afecte el rendimiento de la batería de tu cámara. Las baterías se consumen más rápido en estas condiciones, el hecho de quedarse sin hacer buenas fotos por culpa de la batería no es nunca agradable.

Así que lo mejor es que cuando salgas a hacer fotos en la nieve te lleves las baterías de la cámara bien cargadas y de paso mantengas un juego de baterías de reserva por si acaso las necesitas.

2. TEMPERATURA: Ni la electrónica ni la óptica se llevan bien con los cambios bruscos de temperatura.. Por ello, es recomendable que cuando saques el equipo en condiciones extremas le dejes "aclimatarse un poco" antes de ponerte a hacer fotos como un loco. Si puedes, espera un par de minutos después de sacar la cámara de la bolsa antes de ponerte a hacer fotos. Una buena bolsa o mochila, a poder ser impermeable, no está de más.

3. EXPOSICIÓN: La nieve es como un inmenso reflector que todo lo inunda de luz. El fotómetro de nuestra cámara se puede volver un poco loco al intentar compensar toda esta cantidad de luminosidad y reaccionar ajustando los parámetros cerrando el diafragma. ¿Qué pasa? pues que, generalmente y contra todo pronóstico, nuestras fotos de nieve salen oscuras, ¿como lo evitamos? compensando la exposición un punto o dos por encima, según la cantidad de blanco que haya en nuestra imagen.

4. APROVECHA LAS PRIMERAS HORAS DE LA MAÑANA: La salida del sol es buena hora, en general, para hacer muchos tipos de fotografías, a pesar del frío en este caso, las condiciones de la luz ayudan mucho al resultado final.

Pero además, en el caso de las fotos de la nieve, salir pronto a hacer fotos nos ayudará a encontrar nieve virgen, aún sin pisar. Si salimos un poco tarde, sobre todo si estamos en zonas un poco concurridas, el blanco de la nieve puede convertirse pronto en un tono marrón debido al paso de personas.

5. BALANCE DE BLANCOS: Las fotos de nieve tienden a tener un color azulado (el cielo reflejado es azul, ¿verdad?). Es cuestión de gustos, pero a mí me suele gustar que este tono sea muy ligero o incluso nulo. Utiliza el balance de blancos manual de tu cámara para obtener nieve blanca de verdad.

6. FLASH: A menos que la situación exija el uso del flash para compensar un contraste fuerte en el objeto en primer plano, lo mejor es tratar de evitar el uso del flash directamente sobre la nieve.

La proyección de una fuente de luz adicional sobre un elemento de por sí tan luminoso puede echar por tierra el resultado esperado, perdiendo detalle y dejando una gran masa blanca en la foto.

7. CREATIVIDAD Y DETALLES: Para evitar que tu foto de la nieve se convierta en una masa blanca uniforme, será bueno que busques elementos que contengan detalle suficiente.

Acércate a los detalles, busca estas cosas que le pasan inadvertidas a la mayoría de la gente que no va por ahí con una cámara en la mano. Puedes aprovechar cosas como rastros o huellas en la nieve, aprovechando las líneas trazadas para mejorar tu composición y jugando también con las sombras proyectadas sobre la nieve para dar volumen y textura a la composición. La nieve y el frío son interesantes pero, a pesar de todo, súmale un punto de creatividad. Juega e interacciona con la nieve, mejor en compañía, aprovecha mascotas o criaturas! Más que fotografiar la gente estática, posando, son más atractivas las fotos de gente jugando, paseando ... lo que sea que estén haciendo y que tenga relación con la nieve y el frío que hace ... Para disfrutar de una buena vista de la nieve no hay que irse al campo. Las ciudades ofrecen ocasiones inigualables para desarrollar nuestra creatividad y fotografiar cosas desde un punto de vista y en unas condiciones diferentes a las que estamos acostumbrados a ver.

8. COLOR: La nieve, por sí sola puede resultar ... aburrida,. Es de un solo color! Suma el toque de color que le falta encontrando contrastes.. Aprovecha cualquier elemento que dé color, flores si estás en el campo o un buzón de correos en la ciudad, son algunos ejemplos.

9. FILTROS: Aprovecha los filtros seguro que encuentras alguna utilidad en estos días. Un polarizador para evitar algunos reflejos, o algunos degradados de colores pueden ser interesantes.

10. CUIDA LA CÁMARA: Cuida la cámara manteniéndola en la bolsa cuando no la uses. Procura evitar los cambios de temperatura bruscos para que no se produzca condensación.

No olvides que los copos de nieve rápidamente se convierten en agua, y el agua no es una buena compañera de tu equipo fotográfico.

Así que, mientras estés haciendo fotos en la nieve, vigila el entorno y evita en lo posible que la nieve caiga sobre la cámara y que ésta se pueda mojar, sobre todo, no olvides lo más importante de todo .... Abrígate: Si no vas abrigado ... la sesión será corta.

 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + 8 =